6 claves para iniciar tu semana laboral con el pie derecho

Ver más

6 claves para iniciar tu semana laboral con el pie derecho

Publicado por:
abril 9, 2018 9:48 am

El inicio de actividades no tiene por qué convertirse en un hecho traumático si sabemos encontrar en cada jornada, una oportunidad para superarnos.

Sin duda que lo más difícil de una jornada laboral es empezarla. No es un secreto que la gran mayoría de los empleados se resiste a que termine el fin de semana y sufre pensando en la llegada del temido lunes.

 

Pero el inicio de las tareas no necesariamente debe ser traumático al grado de causarnos frustración o estrés, por el contrario, si sabemos canalizar nuestra energía hacia lo positivo, empezar la semana se convertirá más que en un tormento, en un desafío propositivo para impulsar nuestra carrera.

 

La clave para comenzar la semana con el pie derecho es neutralizar cualquier pensamiento pesimista y usar nuestra determinación para fijarnos metas y cumplirlas a lo largo de la jornada. Mientras tengamos claros nuestros objetivos, el simple hecho de tener un desafío que cumplir nos hará más productivos y el tiempo pasará increíblemente rápido.

 

Te compartimos seis consejos para iniciar la semana con vitalidad, energía y toda la disposición para ser un profesional exitoso:

 

#1. Disfruta el fin de semana

Muchos profesionales pasan por alto la necesidad de descansar plenamente el fin de semana para regresar el lunes con la pila totalmente recargada. Si no sabes desconectarte del trabajo, difícilmente podrás reponerte del desgaste que produce y pronto te sentirás agotado de manera permanente. El secreto es llegar al fin de semana sin pendientes, equilibrar las actividades, no sobrecargarte el fin de semana y dejar un espacio del domingo suficiente para relajarte y mentalizarte a iniciar una semana productiva.

 

#2. Calienta motores

Comienza el lunes con unos minutos de anticipación suficientes para hacer todo con calma, bañarte, desayunar, sortear el tráfico. Si inicias la semana con prisas y presiones, el cansancio te irá cobrando la factura diariamente en cambio, si permites a tu cuerpo estar mantenerse relajado y con una buena alimentación, te será más fácil atravesar con ánimo la jornada.

 

#3. Mentalízate para ganar

Programa a tu mente con pensamientos positivos y organiza tu tiempo de manera en que diariamente tengas un reto que cumplir. Organizar tu agenda te permitirá llegar sin pendientes a cada fin de día y plantearte retos te mantendrá motivado. Repite diariamente cuáles son tus fortalezas para tenerlas presentes y fortalecerte cada día. Haz el propósito de convertirte en un solucionador de problemas; tu éxito depende únicamente de ti así que acepta la responsabilidad de superarte.

#4. Sonríe

La manera en la que nos comunicamos es uno de los factores más importantes en nuestro estado de ánimo. Sonríe antes de salir de casa y hazlo de inmediato al llegar a la oficina. Sé amable, cordial y empático con el resto de la gente pero eso sí, aléjate de inmediato de las personas negativas que pueden contagiarte el mal humor.

 

#5. Agradece

No dejes que nada te altere y recuerda cada día las satisfacciones que puedes lograr a través de tu empleo y las necesidades que resuelve de tu estilo de vida. Piensa que cada día tienes una oportunidad para aprender, para ser mejor en lo que haces y para compartir el resultado de tu esfuerzo con otras personas. Haz de cada jornada una oportunidad para crecer en tu carrera profesional y ver retribuidos tus esfuerzos.

 

#6. Acepta la realidad

Trabajar es parte de una cadena productiva por la que todos debemos atravesar así que más vale tomar el trabajo con buen ánimo. Toma en tus manos tu propia realización profesional y la responsabilidad de dirigirla hacia un punto en el que cada día puedas disfrutar plenamente de lo que tienes. No importa si atraviesas momentos difíciles, asume la decisión de ser fuerte, positivo e inteligente para obtener lo mejor de ti y de tu entorno cada día.

El 90% del éxito, es actitud. Teniendo la certeza de tus capacidades y un poco de paciencia, lograrás sortear cualquier adversidad que se te presente. Es humano admitir que aunque en el camino podemos sufrir algún tropezón, lo importante siempre es aprender y recuperarse.

Fuente: www.jobomas.com

Categorizado en:

Escrito por: Nicole Bello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *